Enseñanza -de matemática- on line: todo lo que ya hice mal.

Pensaba pasar este cuatrimestre como profesor visitante en New York University at Shanghai. Las clases presenciales debían empezar el 3 de febrero, pero por las causas que todos conocemos, debieron suspenderse y empezamos en formato on-line el 17 del mismo mes. No llegué a viajar a Shanghai, pero estoy dando el curso de Análisis Complejo que había planeado desde Buenos Aires, aprendiendo de qué se trata esto del on-line sobre la marcha. El curso tiene 15 alumnos con una fuerte formación matemática. Arrancamos hace un mes y medio, así que ya tenemos algo de experiencia. Acá vengo a contarles todo lo que hice mal.

  1. Tiempo. Subestimé el tiempo que debía dedicarle a la preparación del curso on-line. Penśe que iba a ser el doble del que suelo dedicar para un curso común. Fue mucho más. Acá cometí varios errores. a) calculé mal el tiempo que me iba a tomar aprender a usar las herramientas, decidir qué usar, qué no usar y cómo usarlo; b) asumí que las cosas no iban a fallar (el software, la conexión a internet, mi compu, etc.); c) subestimé el tiempo que lleva preparar las diapos + grabar audio y escribir arriba de ellas; d) pretendí que la clase salga pipí cucú (con pipí alcanza).

Sincrónico: la clase transcurre en tiempo real, por ejemplo por videoconferencia (zoom, hangouts, etc.). Nosotros hablamos, pero quien recibe puede estar en situaciones muy diversas: mirando en un celu con datos o en una compu compartida; en un cuarto privado o en el comedor de un dpto pequeño donde convive con hermanos, padres, tal vez tíos y/o abuelos. Todos impacientes porque están encerrados hace tiempo, y todos queriendo usar la compu. Se pierden muchas cosas en el camino. Además la conexión puede (suele) irse de a ratos y con ella parte de la clase que puede ser determinante.

Asincrónico: La clase está subida y los estudiantes pueden verla (e interactuar, dependiendo de la plataforma) en cualquier momento (por ejemplo cuando la casa está más tranquila, tal vez a la 1am, que es un buen horario para los más jóvenes). Tiene muchísimas ventajas. Los estudiantes pueden pausar y volver cuantas veces quieran. Si hay problemas de conexión, no se pierde nada. Sólo hay que tener paciencia. Gran desventaja: les “vemos las caras” incluso menos todavía.

Yo estoy haciendo asincrónico para la mayor parte de las clases con una plataforma (VoiceThread) que permite participación e interacción con y entre los alumnos, pero no logro saber qué está pasando por sus cabezas. Estoy muy lejos de eso. Mecho con zoom para poder verles las caras, aunque sea un poquito.

La lista sigue, pero paro acá así no se hace muy largo. Una últimas cosa:

Si para el Corona la onda es testear, testear y testear, humildemente creo que en lo que se nos viene con el on-line la clave va a ser feedback, feedback, feedback.

--

--

Math. Probability. CONICET. Exactas at University of Buenos Aires. #TeRegaloUnTeorema

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store
Pablo Groisman

Math. Probability. CONICET. Exactas at University of Buenos Aires. #TeRegaloUnTeorema